sábado, 12 de diciembre de 2015

Hello, it's me..

Abierto 24 horas, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Siempre disponible, excepto si es por voluntad propia.

Estoy cansada de ser lo último, de no ser importante.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Nave espacial sin solución

Mejor mañana, mejor pasado, mejor espero. Y espero... ¿Acaso no me doy cuenta de que nunca llega el día?. Y lo deseo. Deja de importar todo cuanto yo quiero. Que mal lo estas haciendo querida. Metes la pata de nuevo. Sé que tengo que empezar a poner las cartas sobre la mesa, pero ya sabes lo que dicen, que luego pesan... Vaya tópico.Y no, no quiero arrepentirme, no quiero perder otra vez la razón. Un espanta pájaros sin corazón...
Es demasiado si me pongo a pensarlo.

No me partas el corazón

No acabo de entender, más bien de entenderme. Me encantaría poder ignorarlo simplemente pero no puedo, o no quiero. Antes era más sencillo, ¿puede que esto se este convirtiendo en algo aún más fuerte? Me aterra solo pensarlo. Siento completo pavor. No quiero volver a perder el control. Es realmente cobarde no dejar al desnudo mi corazón, pero ya me han hecho demasiado daño. Quizás mi proceso afectivo sea, ¿patológico? ¿desmesurado? ¿incontrolable? ¿imprevisible? Pero ¿cómo? Tendré que averiguarlo a golpes, sólo espero no tener que volver a tener que recoger cenizas del suelo. Esta vez no sé si llegaría a poder reconstruirme.

lunes, 2 de noviembre de 2015

A veces pasa, se te va la pinza, no controlas. Eso me pasa.

Horas de coche y lluvia

-¿Y por qué crees que te sientes así?
-Tengo suficientes motivos, ahora mismo soy un desecho, una inútil, una simple cañorrera...
-Demasiado duro, ¿no crees?
- A veces pienso que no me merezco todo lo que tengo. Cada mañana me dedico a buscar algo que llene este vacío que siento por dentro y sólo encuentro paredes y muros que me impiden seguir caminando.
-Entonces tienes dos opciones, tirar ese muro o seguir buscando otro camino.
-Y mientras tanto sigo siendo una sanguijuela.
- Hay momento en la vida en los que las condiciones no dependen en exclusiva de tu trabajo y esfuerzo. Existen oportunidades que solamente aparecen en el momento justo y en el lugar idóneo.
-Y mientras espero la suerte sigo como una garrapata...
-No te equivoques, es importante que no dejes de luchar y de dar pasos, aunque sean pequeños, llegará el momento en el que las cosas lleguen y pasen solas, pero antes debes esforzarte al máximo y sobretodo afrontarlo todo con positivismo.
-Es difícil ver algo positivo ahora mismo.
-Todo lo difícil que tu quieras que sea. Eres capaz, eres inteligente, eres completamente valida. Si no, no hubieras llegado dónde has llegado. Hace unos meses resumías tu vida como plena y ahora sólo ves inconvenientes.
-Me siento sola ante el vacío, ante la nada y eso me desborda.
-¿Por qué sola?
-Mañana, pasado, el día menos pensado, él se irá y yo tendré que buscarme otro sitio... De nuevo los kilómetros estarán por encima de cualquier contacto. De nuevo tendré que hacerme la idea. Antes era relativamente fácil, sólo pasaba, era parte de ello y ya esta, Ahora tengo miedo porque realmente no sé si mi corazón esta preparado para esto..
-Y hasta que no llegue el momento no lo podrás saber.
-Exacto.
-Entonces, ¿por qué adelantarte a algo que no sabes cómo afrontarás? Estas anticipando sentimientos que quizás sean innecesarios.
-Ya me lo he repetido miles de veces pero estoy en un punto de mi vida que no puedo controlar y me asusta.
-Tu tienes el control de tu vida, el control de tus actos, y puedes tomar decisiones aunque sean precipitadas, siempre puedes ver las cosas con perspectivas y vivir todas estas experiencias como parte de ti. Es necesario que te quieras, que te valores, que te veas capaz de comerte el mundo, porque esa actitud es la única que te hará avanzar y encontrarte con cosas mejores. Deja esta ansiedad que te estas provocando tú sola a un lado y vive el momento tal y como venga. Te lo debes a ti misma.

domingo, 4 de octubre de 2015

Quiero salir de aquí

Si estoy yo, se acaba. Si no, todo sigue. Tengamos un revinche de fin de semana, estúpido e ilógico revinche de fin de semana. Inútil. Como todo. Pero no por ello dejo de sentirlo. Niña pequeña de papa, eso es lo que soy. 
Queriendo más, teniendo cada vez menos. Todo el puto fin de semana de 8/8... A veces creo que soy demasiado gilipollas. Espero no pegarme la hostia de mi vida.
La solución será pillarse un pedo padre. Así al menos seré una hija acorde.

sábado, 19 de septiembre de 2015

En otro mundo

Me asusta lo rápido que pasan los años, ya he perdido la cuenta que llevaba sobre los días. No me gusta sentirme menos importante. Dicen que siempre todo comienza siendo un mundo, pero ahora mismo, creo que he perdido el contacto con el planeta. Me siento vacía en el espacio, en tierra de nadie. Quisiera volver a ser parte del cielo, volver a sentirme libre, con ganas de comerme el mundo, sin miedos, sin frenos. Volver a sentirme parte de ti.
Harta. Esa es la puta palabra, harta. Harta de ser el problema, harta de un contigo pero sin ti, harta de que siempre acabes recordandome lo imprencisdible que soy, que somos, que eres. Harta. Y de verdad quisiera cambiar todo eso, pero a veces sé hacerlo, otras no. Es bastante simple e increiblemente complicado. Mientras mi corazón y mi razón esten en guerra seguirá siendo tan duro como hasta ahora... Al menos tú deberías estar ahí.

martes, 17 de febrero de 2015

A ti

No puedo evitarlo. 

Veo esas ansias de darlo todo y de que alguien lo de por ti, pero sigues dando los pasos equivocados, y yo ya no puedo hacer nada por ti. 

Veo todo cuanto pides a gritos y el corazón se me desgarra. 

Sé que seguirás privándote a ti mismo de la libertad de amar por intentar que alguien te quiera de la misma forma.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Quién calla, otorga

Nadie puede entender lo que se siente, sólo indiferencia, silencio, vacío. No diré nada, no sonreiré, ni lloraré, solo me quedare callada, sin decir nada. Porque ya no me queda nada por decir, cualquier cosa que añada no hará que lo entiendas, prefiero guardar aliento.

No estoy enfadada, no siento rencor, ni si quiera pena, sólo me he quedado sin fuerzas, sólo quiero abandonar esta encrucijada para que el resto del mundo me entienda, prefiero obviarlo. 

Solo existen 7 personas en el mundo que me entienden, y ella, sólo ella, es la que me hace falta.

Mejor, adiós

Culpa, hablemos de la culpa. Hablemos de cuántas lágrimas he gastado, hablemos de todo el daño, hablemos de todas esas veces en las que me has recordado lo indispensable que soy, hablemos del por qué. Tú, que olvidaste tus responsabilidades y no nos diste otra opción que la de crecer; tú, que todavía quieres tener el control de nuestras vidas, cuándo ni si quiera sabes cuales son tus derechos y obligaciones; tú, que no te equivocas nunca; tú, que sigues castigando y castigando cuándo ya han reconocido sus errores y han sufrido sus consecuencias; tú, que no me dejas libre, tú que me persigues.

Tú, culpa; tú, ego, es mejor despedirnos.

sábado, 3 de enero de 2015

Por inercia (05/03/2011)

¿Es el momento de dejar atrás esas palabras vacías? Y sin ninguna despedida, marcharme.

Cuándo desaparece -pierde el sentido y se vuelve locura- y al mismo tiempo: solo quieres gritar... Pero no pasa nada, de nuevo.

Todo aquello que dejaste atrás te acaba alcanzando, y recuerdas el detalle más estúpido como el mejor momento, y mientras tanto sigo en este silencio que cada día hace más daño.

Sus defectos, sus más y sus menos, los más divertidos.

-Dime algo.

No. No quiero volver a aquello... Quizás sea por eso que lo intento tanto. 

Necesito entenderlo, no pretendo ser una razón para que te quedes, pero tengo que saberlo.

Recordar: "no cometer el mismo error dos veces".

Rápido, aunque nos sobre el tiempo. No es verdad, las estrellas no cumplen deseos.

¿O será al revés? Poco tiempo, que más da, solo han pasado algunos meses, será la relatividad de no besarte... Hasta entonces solo será música sin sonido, será como mirar hacia arriba sin encontrar respuesta, sin necesidad de ti.